Loading
May 13, 2016

Traje de luces

Hoy nos remontamos a la historia de una vestimenta datada en el siglo XVII, la indumentaria de los toreros, el traje de luces.

Antes del siglo XVII el torero y sus secuaces, o caballeros y pajes que era como se les conocían, se lanzaban a las plazas por afición, con una indumentaria de campo.

En el año 1619 los caballeros contratados por el ayuntamiento lucían una banda de color en sus reuniones de la Plaza Mayor. En el siglo XVIII fue la primer vez que un dibujo realizado para Francisco Romero mostraba la innovadora indumentaria que se luciría en la plaza. Ya no solo estaba presente el estoque o la muleta, el torero vestía calzón, mangas acolchadas de terciopelo, cinturón bien ceñido y coleto de ante negro.

En 1730 la Maestranza de Sevilla presenta el que sería durante 60 años el color de la vestimenta, un color encarnado y blanco escogido específicamente para torear en esta plaza.

El maestro Costillares revolucionó lo que se conocía hasta el momento como la indumentaria de un torero y en 1787 apareció junto a su cuadrilla con tela de gusanillo y galón de plata brillante. Las luces aún estaban por llegar hasta que Paquiro acompañado de botones y alamares introdujo los bordados de lentejuelas. Todo esto da un giro a la indumentaria del torero y lo presenta tal y como es ahora, con sus machos y sus grandes hombreras. Un traje mucho más apretado donde el calzón de seda se acopla perfectamente a la pierna y una chaquetilla mucho más corta deja lucir la faja. Ya había llegado el gran traje de luces.

francisco montes paquiro

La chaquetilla con abertura en la sisa permite la movilidad de los brazos y la novedad de la montera permite que la coleta se sujete con la actual castañeta postiza. La camisa de color blanco y la corbata ancha de aquel tiempo transformada a día de hoy en la mitad y conocida como corbatín junto con un chaleco.

El peso del traje de luces nos asombra con unos 4 o 5 kg, pero es que la confección de estos trajes ronda los 40 días. Grandes sastres y diseñadores como Armani, Francisco Montesinos, Lorenzo Caprile o Picassiano entre otros, se han atrevido con esta faena.

16628-z ” Traje de luces… De ante ha de ser el vestido
Para el cuerpo resguardar,
Que no le pueda calar
Aunque él se viera oprimido… “

Hoy en día podemos apreciar la vestimenta de torero con grandes rasgos de feminidad en las prendas ajustadas, en el mimo con el que se realiza el ritual de vestimenta, en los cortes de chaquetilla y pantalón. El traje luces podría considerarse con toda su historia, trabajo, y evolución como una obra de arte, de diseño y de creación.

torera-vogue

KUINI Estudio, estudio de diseño gráfico en Elda, (Alicante).

Fuentes: El País, Arte Taurino, Abc, Heraldo.